Caida del cabello durante la lactancia: Qué hacer y dónde ir

La pérdida del cabello durante la lactancia es el desprendimiento repentino (a veces en mechones) que muchas nuevas madres experimentan entre tres y seis meses después del parto.

Normalmente, las mujeres pierden 100 cabellos al día pero no todos a la vez, por lo que no se dan cuenta.

Las hormonas durante el embarazo evitan que esos 100 pelos (diarios) se caigan (por eso el cabello de una mujer embarazada puede verse muy hermoso y lleno de vida). Pero todas las cosas buenas deben llegar a su fin, y esto significa que los pelos acumulados deberán caerse.

Cuando las hormonas reducen su nivel y vuelven a la normalidad los pelos adicionales que se acumularon se caen muy rápidamente.

No te asustes: No vas a quedarte calva, simplemente tu pelo está volviendo a la normalidad.

Si estás amamantando, algunos de tus cabellos adicionales pueden aferrarse a tu cuero cabelludo hasta destetar o empezar a complementar con una fórmula alimenticia para tu bebé.

Aproximadamente después de 12 meses todo debería volver a la normalidad.

Sin embargo, si tienes mucha preocupación es recomendable que visites a un dermatólogo especializado en la caída del cabello.

Una dieta saludable durante la lactancia

Una dieta saludable es muy importante cuando se está en periodo de lactancia al igual que cuando se está embarazada.

Puede ser difícil concentrarse en la nutrición cuando se está dando el pecho a un recién nacido pero tu pareja puede ayudarte, porque consumir cantidades inadecuadas de proteína y hierro puede contribuir a la pérdida de cabello.

Las madres lactantes deben comer dos a tres porciones de proteína por día a partir de fuentes tales como frijoles, carne, pollo y pescado.

También necesitarás 10 miligramos de hierro.

Las fuentes dietéticas de hierro son las yemas de huevo, carne, frijoles y frutas secas.

Lactancia

Consulta con tu médico acerca de tomar un suplemento vitamínico y mineral para llenar los vacíos en tu dieta.

Etiquetas: puedo amamantar si tengo alopecia areata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *