La alopecia tiene cura: La locura de vivir con alegría

Advertencia: El siguiente artículo es un testimonio de uno de nuestros lectores.

A los 20 años empecé a notar que mi cabello era un desastre, cada vez más y más delgado. Bajo la luz artificial podía verse que me estaba quedando calvo.

Tenía mucha vergüenza cuando salíamos a la calle y el sol posaba sus ominosos rayos en mi cabeza. Temía que mis amigos y amigas se burlen de mi porque mis años de juventud y belleza se estaban yendo por el caño. Pero que c0#o!!!

Soy un hombre!!! No una doncella!!! – me dije a mi mismo –

Después de años y años de estar triste, preocupado por lo que los demás piensen de mi decidí buscar una cura para la alopecia y es ahí donde me di cuenta que mi destino era ser calvo.

La búsqueda de la cura para la calvicie

Consulté con dermatólogos especializados en calvicie y uno de ellos me recetó Minoxidil, lamentablemente este medicamente me causaba ansiedad, al parecer soy parte del 1% de los que tienen este efecto secundario desagradable.

Otro dermatólogo me recetó Finasteride, después de varios meses empecé a notar mejoría, por fin mi cabello estaba engrosándose y estaba a un paso de encontrar la cura a la alopecia androgénica, pero lamentablemente perdí el deseo por la intimidad y tuve problemas “ahí abajo”, simplemente “ya no me paraba cuando sonaba el himno nacional”.

¡Qué vida más absurda! Otra vez soy parte de 1% que tiene efectos secundarios, y esta vez el efecto secundario afectaba a mi vida en un nivel SIDERAL.

¿Por qué hay tantas personas que publican su testimonio con Finasterida y Minoxidil en Internet con cabelleras sin un vestigio de calvicie, y tengo que ser YO justamente YO, el 1% que sufre efectos secundarios?

Al final, creo que soy yo el gran problema y mi destino es quedarme calvo y si me quedo calvo no lloraré “internamente” como una Magdalena. ¿Qué pecado he cometido yo?

Me hice esta pregunta ¿Para que quiero tener una cabellera llena de cabellos? Y mi respuesta sincera fue: Para conseguir una NOVIA HERMOSA.

No es que mis novias hayan sido feas, no nada de eso. El problema es que nunca tuve novia, estuve tan inseguro pensando que me iba a quedar calvo que cuando una mujer se me acercaba simplemente veía a un “hombre débil, cobarde y acomplejado por su apariencia”.

Vi que hay hombres calvos casados con mujeres hermosas, hombres feos casados con mujeres guapas, hombres gordos, bajitos, con barba y lampiños, con acné y cicatrices que consiguen mujeres hermosas.

¿Qué pasa conmigo? ¿Le doy tanta importancia a la apariencia que he olvidado ser un hombre de verdad? ¿Qué tienen estos hombres en común?

La locura de vivir con alegría

Decidí dejar de buscar una cura para la calvicie y comencé  a buscar una novia.

Empecé por enfocarme en mi propia vida, empecé a amar mi calvicie, de hecho descubrí que la cura para el estrés que me causaba el pensamiento de “me estoy quedando calvo” era simplemente ACEPTAR Y AMAR el estado actual de mi cuerpo.

Me inscribí a un curso de inglés para adultos para conocer mujeres, en plan de amistad solamente, algunas veces hacían chistes sobre mi calvicie pero simplemente sonreía y me reía antes que ellos.

Mejoré mi postura y el tono de mi voz entrené bastante y los buenos resultados son evidentes. Al parecer las mujeres se enamoran de la voz y las palabras de un calvito.

Mejoré mi alimentación, consulte con una nutricionista muy hermosa que me trató con mucho cariño ya que también hizo el trabajo de amiga y consejera.

No pude curar mi alopecia, pero curé mi corazón. Se que existen soluciones definitivas para las personas calvas como por ejemplo el trasplante de pelo como lo hizo el jugador de fútbol Rooney, pero para mi el trasplante de pelo es una idea descabellada.

Si te estás quedando calvo al igual que yo, haz que esta desventaja se convierta en tu ventaja. Descubre la verdadera razón por la cual quieres tener de vuelta a tu cabello y ahórrate un camino de sufrimiento actuando directamente.

La locura todo lo cura… la locura de vivir cada día con alegría.

Alegria vivir con felicidad

PD1: Después de cambiar mis hábitos mi cabello ha mejorado mucho al parecer tenía una pésima alimentación y el estrés jugaba un papel importante en la pérdida de pelo. No digo que me haya vuelto a crecer como cuando tenía 15 años, pero ya no me preocupa quedarme calvo, sino que espero el día que deje de comprar champú.

PD2: Actualmente estoy saliendo con una hermosa mujer de la cual estoy muy enamorado. No fue necesario pedirle que sea mi novia o declararle mi amor… simplemente la besé y ella me correspondió.

Etiquetas: la calvicie tiene cura, la alopecia tiene cura, vivir con alopecia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *